¿Cuándo acudir al Psicólogo?

"En la vida ni se gana ni se pierde, ni se fracasa ni se triunfa. En la vida se aprende, se crece, se descubre; se escribe, borra y reescribe; se hila, se deshila y se vuelve a hilar"

Ana C. Blum

Hay muchas situaciones en las cuales deberíamos plantearnos acudir al psicólogo. Si tienes síntomas de ansiedad o preocupaciones marcadas, en tu vida familiar, de pareja o trabajo; si enfrentas un duelo o un suceso traumático en tu vida; si la timidez o la interacción con los demás o con el entorno que te rodea es un problema que no sabes cómo abordar; si tienes miedos frecuentes; si la gestión de tus emociones y desenvolvimiento social resultan insuficientes, inconvenientes, torpes o desadapatativos; si pierdes o ganas peso sin razón aparente; si no logras dormir lo sufuciente o tener un sueño reparador, o si por largos periodos te invade la tristeza y la desmotivación, donde antes encontrabas alegría, motivación y razones, es el momento de pensar seriamente en una consulta psicológica lo antes posible o, de otro modo, el problema tenderá a agudizarse o, incluso, a volverse crónico.

Mujer feliz